4 cosas que te pueden ayudar a mejorar tus antojos

Normalmente solemos pensar en los antojos como algo negativo, que no podemos controlar y los relacionamos muchísimo con la culpa.


Pero los antojos pueden ser nuestros aliados, porque cada vez que los tenemos recibimos una señal de nuestro cuerpo, que nos está pidiendo algo o nos esta avisando que algo no está equilibrado.




4 cosas que pueden estar causando tus antojos


1-Factor emocional


Creo que esto lo primero y lo más importante a tener en cuenta cuando tenemos un antojo, estar estresado, o insatisfecho con una relación, tener una rutina de ejercicio inapropiada , estar aburrido, odiar tu trabajo, o tener una desconexión espiritual, pueden causar ganas emocionales de comer.


Cuando tengas un antojo, respira por unos segundos y pensá si ese antojo es un problema más profundo que tenés que afrontar, a veces ayuda mucho escribir cómo te sentis y así entender mejor el trasfondo de ese antojo, esta de más decir que esto puede ser un proceso largo, pero lo importante es arracar.


2-Falta de agua


Esto es más fácil de descifrar y de accionar, ya que la falta de agua puede enviar el mensaje de que estás sediento y al borde de la deshidratación y esto se puede manifestar como hambre, así que lo primero que tenés que hacer cuando sientas un antojo es tomar un vaso lleno de agua. Y después de unos minutos ver si aún sentís el antojo.


3-Falta de nutrientes


Si el cuerpo tiene nutrientes inadecuados, producirá antojos extraños. Por ejemplo, niveles inadecuados de minerales producen antojos por lo salado y, sobre todo, una nutrición inadecuada produce antojos por formas no saludables de energía, como la cafeína.


Asegurate de comer comidas balanceadas, muchas verduras y frutas, incluir granos, proteínas, grasas buenas y agua.


4-Hormonal


Cuando las mujeres experimentan la menstruación, embarazo o menopausia, los niveles fluctuantes de testosterona y estrógenos pueden causar antojos únicos.


Estate atenta la fase de tu periodo en la que estés y come comidas acorde a cada una.


Fase Folicular: alimentos frescos, vibrantes y livianos.

Fase Ovulatoria: verduras y frutas crudas, granos como quinoa y maíz.

Fase Lútea: comidas ricas en vitamina b, muchos verdes y verduras al horno.

Fase Menstrual: comidas nutritivas, proteínas, grasas, verduras y frutas, algunos mariscos, pero por sobre todo alimentos calientes como guisos o sopas.

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo